• Counseling

    Estudiar siendo mayor.

    Estudiar siendo mayor.  O sobre cómo me puse a estudiar una carrera universitaria siendo una viejuna de más de treinta. Pues nada, aunque no me gusta nada de nada de nada escribir sobre temas personales, ahí voy. Porque la ocasión lo requiere, y el blog lo merece y exige. ¿Cómo empezó todo? Dejé de estudiar con 14 años debido a una situación familiar que no estimulaba al estudio, y a una necesidad de salir de dicha situación que si estimulaba al trabajo. Tras varios empleos y pluriempleos de largas jornadas laborales, con veinticinco años, empecé un trabajo como autónoma gestionando un pequeño bar de pueblo. Era un sitio tan tranquilo…

  • La buhardilla.

    Homicidio

    Rodeas mi cabeza con tu zumbido una y otra vez. Por más que palmoteo no consigo alejarte de mí. Me pregunto qué es eso tan malo que te habré hecho para tener que aguantar este castigo. No te hagas la tonta, no, sé que sabes cosas, y muchas. Para empezar sabes perfectamente dónde están mis orejas, y también que eso es lo que más jode. Sé de dónde venís, sí, me lo dijo una de tus ancestras. Os crean las malas intenciones. Pedacitos negros voladores de malas intenciones, cuyo único fin es morir molestando. Dicen que, si aguantas el zumbido de una mosca hasta que se cansa y se marcha…

  • Psicología de patio y corral.,  Uncategorized

    Falsos mitos sobre las relaciones de pareja.

    Falsos mitos sobre las relaciones de pareja que causan divorcio, o peor aun, infelicidad. Mito primero. Salmo 157. En las relaciones hay que estar continuamente peleando para no perder terreno. O bien, como me dijo un antiguo compañero de trabajo: “En una relación, terreno que pierdes no lo recuperas”.  Parece ser que al entrar en una relación lo tienes que hacer con armadura, escudo y espada, con todo bien dispuesto para la batalla. El otro ha aparecido en tu vida para colonizar tu terreno y hacerse con él, y tú, debes luchar para ganar el suyo. O mejor dicho, la mayor porción del mismo que te sea posible. También, de…

  • Counseling

    Rutina para una sana autoestima

    Ay madre la autoestima ¡¡¡ Ay madre… que hasta hace poco ni existía y ahora no paramos de hablar de ella. Pues nada, pues que si hay que hablar, hablemos. Autoestima: Dícese del aprecio que uno se tiene hacia uno mismo.  Últimamente escuchamos harto esta palabra. Resulta curioso que la falta de autoestima se haya convertido en una etiqueta que se utiliza a modo de “cajón de sastre” para explicar prácticamente cualquier problema actitudinal, y en consecuencia, la elevación de la autoestima en una especie de jarabe para todo, o remedio crece pelo. Esto ocurre porque el término autoestima se ha dicotomizado de tal modo que casi se puede clasificar…

  • Psicología de patio y corral.

    Inseguridad. Capítulo segundo, versículo primero.

    Quiero destacar que, como comente en el primer artículo sobre inseguridad, aquí estoy hablando de inseguridad velada o inconsciente, limitante para uno mismo y limitadora para los demás, ya que la inseguridad tiene muchas formas y matices. Hago este comentario ya que tal vez alguien al leerlo piense: Yo siempre me he considerado inseguro/a porque soy muy indeciso, o me dan miedo los cambios, o no puedo hacer nada solo/a, o soy tan perfeccionista que nunca me parece que hago lo bastante bien, etc. De acuerdo, sí, eso también es inseguridad, pero es una inseguridad reconocida y abierta. Tú sabes que es inseguridad porque eres consciente de ello. Los demás…

  • La buhardilla.

    Duelo a un hermano.

    Y dice la gente que la vida sigue ¿Te lo puedes creer? Que la puta vida sigue me dicen Y es que resulta, que cuando te mueres Toda esta patraña sigue su curso El verano se acerca Las dietas se endurecen La gente intentando caer bien Intentando Caer Bien ¿Puede haber algo más estúpido? Y yo sigo empujando mi dinosaurio cuesta arriba O eso creo Tal vez ya me haya aplastado y ahora soy un chicle más pegado en el suelo ¿Alguna vez has pensado en todos los chicles que hay aplastados por el mundo? Seguro que si, solo las grandes personas reparan en las pequeñas cosas Si te fijas…

  • Psicología de patio y corral.

    Oda a la inseguridad

    ¡Oh Inseguridad¡ Dulce palabra que tanto usamos… ¿Y cómo hacer para obviarte, si todos te sufrimos en mayor o menor medida?  Esta sensación de echar un pie adelante sin saber del todo cómo es el terreno. Tiene pinta de estable, pero, por si acaso voy a apoyar primero solo los deditos del pie, y luego voy volcando el peso poco a poco. Pues eso, que es algo natural sentir inseguridad en ciertos momentos, como ante un nuevo trabajo o proyecto, y que la duda conlleve un poco de ansiedad hasta que nos habituamos.Pero en este artículo no voy a hablar sobre este tipo de sana inseguridad, no no. Voy a…