Psicología de patio y corral.,  Uncategorized

Falsos mitos sobre las relaciones de pareja que causan divorcio. O peor aun, infelicidad… 2ª parte.

Tal y como prometí en la primera de las historias para no dormir, a cerca de falsos de mitos sobre las relaciones de pareja, aquí va la segunda entrega. Que mejor día que la muy española celebración de  Halloween, para hablar sobre un tema tan apabullante y terrorífico, como es: ¡Compartir tu vida con la misma persona hasta que la muerte os separe¡ !Ahhhhhh…..¡¡¡ Tranquilos, tomaros vuestro tiempo, respirad hondo, que no he venido aquí a evangelizar a nadie. De hecho, tal y como dice el enunciado del artículo, la separación siempre será mejor opción que la infelicidad. Y ahora, vamos con el título de este segundo mito, para el cual también me he inspirado en hechos reales, tan reales  como los de las películas de la tarde de antena 3:

 Cuando llevas mucho tiempo con una persona, es normal que os llevéis fatal y pasar el día discutiendo.

Ojo a la sentencia, que viene a decir que lo normal, según pasan los años, es ser infeliz junto a tu pareja; ya que esta se ha convertido en un ser insoportable al cual no te queda otro remedio que aguantar. Ahí queda eso.

El falso mito del que me dispongo a hablar, brota de la observación de muchas parejas a lo largo de mis  años de mis 41 años de investigación antropológica, gracias a la cual he contemplado entre un porcentaje bastante majo de ellas: Comentarios envenenados; tono continuo de resentimiento al dirigirse el uno al otro; miradas de aborrecimiento, y tantas otras manifestaciones mutuas de animadversión.

Aquí me estoy refiriendo a parejas que llevan juntos muchos años (más de 15 o 20) pero debo daros la noticia de que también he observado este alarmante fenómeno en parejas muy jóvenes, y que llevaban menos de 5 años de relación. Ocurre porque algunos jóvenes, están tan acostumbrados a ver a sus padres comportarse de ese modo entre ellos, que para ellos es lo normal, y adoptan esta actitud con la pareja tan pronto se pasa la fase de enamoramiento y comienza la rutina.

Resultado de las encuestas populares.

Tras comentar este asunto con varias personas, he dado con algunas cuya opinión coincidía con la mía. La cual viene a ser  que, eso de vivir al ataque con tu pareja tal vez sea habitual, pero de ahí, a verlo como normal y aceptar que las relaciones son así, que esa es su evolución natural, por dios… ¡No! Ni tiene porque, ni debería ser así.

El otro grupo de personas, gracias a las cuales me di cuenta de que esta situación es un falso mito bien establecido, piensan que es normal que esto ocurra con los años. Llega un momento en que te conoces tan bien, y has soportado durante tanto tiempo las rutinas, rarezas, y defectos de la otra persona que todo te irrita de el/ella. Si a esto le sumas conflictos no resueltos, que ayudan a que cada movimiento de tu contrincante (me permito llamarlo de este modo, como comente en el primer artículo sobre falsos mitos, son relaciones de competencia y no de compañerismo) te recuerde sus agravios, el resultado viene a ser una versión light de “La Guerra de los Roses”. Aquí una pequeña muestra para los que no conozcan la peli:

https://youtu.be/Y6WlgNsykJ8

El dato más escalofriante respecto a esta afirmación

“Cuando llevas muchos años con una persona es normal llevarse fatal y pasar el día discutiendo”.

Las personas que apoyan dicha afirmación, opinan que tras muchos años de relación, tratarse con amor y respeto es poco común, y solo se da en un pequeño puñado de parejas. Extraños seres que han conseguido perpetuar la fase de enamoramiento eternamente.

Esto no es así en absoluto, la fase de enamoramiento dura aproximadamente lo mismo para todo el mundo. Es el modo en el cual gestionamos la relación a partir de ese momento, lo que deriva hacia una orilla o la otra. Saber apoyar y acompañar adecuadamente a la otra persona. Solucionar los conflictos que vayan surgiendo con paciencia y sentido común. Es, en resumidas cuentas, basar la relación en el amor y el respeto. Lo lógico sería pensar que cuando más tiempo llevas con una persona, más la comprendes y admiras, dado todo lo que habéis compartido y vivido juntos.

Comportarse como personas adultas y honestas con uno mismo y con el otro, es fundamental para conseguir mantener una relación sana a largo plazo.

No estoy diciendo que haya que estar todo el día hablando  con dulzura y mirando con arrojo a tu pareja. Es natural, discutir de vez en cuando, también que surjan crisis, o que haya momentos en los que se necesite tomar un poco de distancia del otro porque algo de su actitud te ha herido. Nadie es perfecto, y todos los procesos tienen fases con sus más y sus menos.

Lo que está claro es que si se quiere mantener una relación duradera y feliz, lo pilares para sustentarla son: El amor, el respeto, la madurez y la aceptación del otro tal y como es. Ojala este tipo de relaciones se conviertan en lo normal, y sean cada vez más habituales.

Si no habéis leído sobre el primer falso mito, y os atrevéis a hacerlo, podéis encontrarlo aquí mismito:

https://maewes.com/falsos-mitos-sobre-las-relaciones-de-pareja/

 

Imagen: Yehuda Adi Devir

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *