El arquetipo de la guerrera

 In Arquetipos
El arquetipo de la guerrera: claridad, fuerza y determinación.

La guerrera es la mujer, que ante un abuso o injusticia, se pone en pie, y cargada de determinación y fuerza interior sale a luchar. Cuando este arquetipo está activo en ti no hay miedo ni duda, no hay lugar para ellos. Sientes un fuego interno que te impulsa a actuar en dirección a la batalla, y una claridad mental que solo tiene una dirección: la lucha contra la injusticia.

El arquetipo de la guerrera, normalmente (no siempre) lo activa la rabia. Si señoras y señores, la mismísima rabia. Una de esas emociones, en la actualidad arrojadas al ostracismo emocional debido a su mala prensa. Vivimos una época en la cual está de moda el positivismo por el positivismo mismo. Parece que hay que mostrar sólo las emociones positivas y ocultar las negativas. Rechazamos y negamos emociones como el miedo o la rabia, las cuales son igual de necesarias para la supervivencia. Una persona que está sufriendo un abuso, no saldrá de esa situación sonriendo y aceptando a su agresor, ni visualizando imágenes positivas. La rabia es la emoción que despierta en nosotras la energía y fuerza necesarias para acabar con esa situación que necesitamos cambiar. No obstante, la rabía es una emoción muy potente, y como ya sabemos “la potencia sin control no sirve de nada”.

 El peligro del arquetipo de la guerrera, reside en que la rabia brote de un modo excesivo e incontrolado.

En este caso tendríamos a una guerrera negligente, que cegada por su fin podría poner en peligro su propia inegridad. La rabia es el impulso que inicia la acción, pero esta, a posteriori debe ser comedida y puesta al servicio de una acción bien calibrada, para que no termine en una explosión emocional de consecuencias desastrosas.

Podemos ver este efecto de furia destructiva en la mitología, encarnado en la diosa Kali: Cuenta la leyenda que la diosa Durgá, que representa la fuerza femenina divina,  durante una batalla contra los demonios en la cual no consiguió vencer a los más fuertes, creó a Kali. La cual brotó de de su entrecejo y consiguió vencerlos a todos. Kali, embriagada de fuerza y poder continuó bailando sobre los cadáveres y bebiendo su sangre. Entonces, su esposo Shiva, se arrojó bajo sus pies y Kali, al reconocer la imagen de Shiva recuperó la cordura. Como podemos ver, Kali reperesenta a la guerrera inbatible de la diosa Durgá.

 

Imagen de la diosa Kali.

 

El arquetipo de la guerrera es el contrapuesto a la víctima, lo cual no significa que ambos no puedan convivir en una misma persona.

Al contrario, muchas veces la guerrera nace de una injusticia vivida por la víctima, cuando esta pega un golpe en la mesa y dice: “hasta aquí”. Pero para que este golpe sea de efecto, la guerrera debe salir con todas. La percibirás como una fuerza superior a ti misma, una sensación de claridad y poder en la que no se te pone nada por delante. ¿Alguna vez te has visto en una situación, en la cual has actuado de un modo que posteriormente has afirmado que ni tú misma sabías que serías capaz? Pues hete ahí a tu guerrera en acción.

A pesar de que el arquetipo de la guerrera es una fuerza intensa, podemos aprender a dominar esta fuerza a fin de que no se desborde. Muchas mujeres tienen este arquetipo muy activo en ellas y muy bien integrado de manera natural. Lo podemos ver en todas las activistas que luchan en diversas causas por los derechos humanos y contra las  injusticias. Por otra parte, no hay que confundir a una mujer con una personalidad guerrera, con una mujer de personalidad conflictiva o retadora. El problema de llamar a una mujer guerrera, es la connotación negativa o confusa que muchas personas perciben al escuchar este término.

La guerrera no lucha por gusto o con el fin de manipular, la guerrera siempre tiene una causa, ya sea interna o externa.

Acabo de hablar sobre el arquetipo de la guerrera en su modo más intenso y claro, pero como en todos los arquetipos, hay muchos tonos intermedios entre el blanco (la guerrera) y el negro (la víctima). Con esto quiero que entiendas que no tiene porque darse una situación límite en tu vida para que sientas a la guerrera activa en ti. Puedes sentir este arquetipo siempre que te cargues de fuerza y determinación a la hora de superar un objetivo. Para entender esto mejor, vamos a situar a nuestra guerrera en el escenario de los arquetipos de la supervivencia, de los cuales ya hablé en post anteriores.

La guerrera no solo saca del atoyadero a la víctima, también la podemos llamar a la acción cuando necesitamos quitarle fuerza a la  prostituta o el saboteador.

Esto es fácil de entender si vemos que lo que necesitamos para “domesticar” ambos arquetipos es justamente lo que posee la guerrera: claridad, fuerza, y determinación. Si te cargas de estas tres cualidades, da por seguro que la batalla está ganada, no habrá obstáculo que te detenga.

En el caso del saboteador, pensemos en personas que tras mucho tiempo intentando lograr un objetivo (dejar una adicción, cambiar un hábito, etc) llega un día en que lo consiguen. ¿Que ha pasado para que por fín su intento tenga éxito? Si les preguntas, probablemente te digan que llegó el momento en el cual tomaron una decisión firme, y la mantuvieron hasta el final. Pusieron a su guerrera en acción y no la abandonaron en ningún momento.

Lo mismo si pensamos en el caso de la prostituta. Una mujer cansada de agradar a los demás y sentirse sometida al entorno, se debe cargar de claridad, fuerza y determinación para hacerse cargo de si misma y abandonar esa situación con todo lo que ello conlleva.

También podemos ver reflejados los atributos de la guerrera en la diosa Artemisa, en éste artículo de Laura Juarros, especialista en arquetipos femeninos. En el cual, mediante el arquetipo de Artemisa nos habla de como actúa una guerrera en sus distintos niveles de integración, y cómo podemos potenciarlos para sacar lo mejor de ella.

Para finalizar, dejo el vídeo y un fragmento del tema “Dog days are over” (cuyo significado vendría a ser: Los días de perros han terminado) de Florence and the Machine. Un tema en el que podemos percibir la fuerza de la guerrera en acción…

 

“Corre rápido por tu madre
Corre rápido por tu padre
Corre por tus hijos
Por tus hermanas y hermanos
Deja todo tu amor
Y tu anhelo detrás
No puedes llevártelo contigo
Si quieres sobrevivir

Los días del perros han terminado
Los días del perros han acabado
Los caballos están llegando
Así que será mejor que corras”

 

 

 

 

Si te ha gustado comparte
Share on Facebook
Facebook
Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search

El arquetipo de la víctimaRelacionarse con el saboteador