• La buhardilla.

    Humo

    Lo que no sabéis de nosotros, es que somos como el humo. Al verlo brotar del fuego, os puede parecer que se asusta. Que intenta huir desesperado, en direcciones centrífugas y centrípetas, chocando alocadamente consigo mismo. Lo que  no sabéis del humo, es que lo que en principio parece disperso y atolondrado, se expande, y llega a todas partes. El despiste y la invisibilidad son sus grandes dones. Lo que no sabéis de la invisibilidad, es que existe.   Imagen: Lucas Benjamin.  

  • La buhardilla.

    Homicidio

    Rodeas mi cabeza con tu zumbido una y otra vez. Por más que palmoteo no consigo alejarte de mí. Me pregunto qué es eso tan malo que te habré hecho para tener que aguantar este castigo. No te hagas la tonta, no, sé que sabes cosas, y muchas. Para empezar sabes perfectamente dónde están mis orejas, y también que eso es lo que más jode. Sé de dónde venís, sí, me lo dijo una de tus ancestras. Os crean las malas intenciones. Pedacitos negros voladores de malas intenciones, cuyo único fin es morir molestando. Dicen que, si aguantas el zumbido de una mosca hasta que se cansa y se marcha…

  • La buhardilla.

    Duelo a un hermano.

    Y dice la gente que la vida sigue ¿Te lo puedes creer? Que la puta vida sigue me dicen Y es que resulta, que cuando te mueres Toda esta patraña sigue su curso El verano se acerca Las dietas se endurecen La gente intentando caer bien Intentando Caer Bien ¿Puede haber algo más estúpido? Y yo sigo empujando mi dinosaurio cuesta arriba O eso creo Tal vez ya me haya aplastado y ahora soy un chicle más pegado en el suelo ¿Alguna vez has pensado en todos los chicles que hay aplastados por el mundo? Seguro que si, solo las grandes personas reparan en las pequeñas cosas Si te fijas…

  • La buhardilla.

    Hanuk y Bubok

    Mientras Hanuk escalaba la montaña, Bubok la esperaba sentado en la cima, regodeándose por estar cómodo, en lo alto, sin importarle demasiado si ella llegaría o no. Hanuk buscaba la mano de Bubok, pero no hubo manos en el camino, ni palabras de aliento. Cuando Hanuk alcanzó la cima, Bubok sintió una gran sombra que lo cubría.